MALDICIÓN

Como dos más dos son cuatro, una persona debe buscarse la vida. Un futuro, una casa, un auto, una pareja y un seguro médico. Como dos más dos son cuatro, esto significa perder. Obvio, hay alguien que gana, pero no eres tú. El ciclo vital se ha acabado, solo queda el círculo vicioso. Me explico:

Hay en la vida, necesidades. Unas son reales, otras son creadas. Un ser humano puede pensar que necesita un trabajo para conseguir dinero para conseguir comida para seguir vivo. Pero de hecho el ser humano no necesita el trabajo, solo necesita el dinero. Y de hecho, tampoco necesita el dinero, solo necesita comida. Y tampoco necesita comida, solo necesita seguir vivo. Y hay más de una forma de seguir con vida.

Estoy sentado en mi trabajo, supliendo una necesidad creada: escribir. No estoy trabajando, eso es seguro. ¿Qué me lleva a estar en un trabajo y no trabajar? quizás el hecho de encontrar que no necesito de esto para vivir. Tampoco necesito escribir para vivir, pero de seguro me complace más que trabajar. En fin... he visto mucha televisión, suficiente para darme cuenta de algo: la televisión no se trata de entretenimiento, se trata de crear necesidades. Que levante la mano quien no quiere estar dentro de la pantalla... usted, el que levantó la mano. ¿Realmente no quiere o es solo que necesita que creamos que no quiere luego de leer todo lo anterior?

Creo que me he perdido un poco nuevamente... aquí no hay historia, no hay moraleja ni ánimo estético pero ya no me importa más. Esta vez, rompo el círculo.

ADVERTENCIA: Las sonrisas televisadas son totalmente ficticias, cualquier parecido con las reales no es coincidencia.

1 comentario:

io dijo...

esta bien eso no? -no lo de la television, lo otro- esta muy bien eso.
tu dos mas dos me recordo q no hay dos sin un tres. la triada es siempre necesaria, imaginar a un tercero, ah ah.
besos el naco!