ASCENSOR SUBE

El destino no ha querido que encuentre la letra de "Hacia el infinito" de las Nancys Rubias para postear un copy paste.

El destino, confabulado con un doctor inepto, tampoco ha querido que mi pierna sane.

Pero en cambio quizo que hoy la recepcionista de nuestra oficina se encuentre en el ascensor con la chica del piso 4. Supongo que nadie sabe quien es puesto que solo la nombré en un post fugazmente, debido a que creí que así sería su aparición en esta tragicomedia. Sin embargo, debido a los eventos de hoy, procedo a contarles lo que les conte a los de la oficina cuando la vi por primera vez:

Estaba en el ascensor, planta baja. El señor guardia marcó mi piso ya que aún no tenía mi tarjeta electrónica, y entonces, entró quien desde hoy será llamada en este espacio K., la chica del piso 4. Las puertas del ascensor se cerraron mientras yo agradecía poder tenerla un momento conmigo. Mi olfato siempre ha sido uno de mis sentidos más poderosos así que esta clase de cercanía complace no solo a mi vista. Era hermosa, y olía aún mejor. Pasó su tarjeta por el sensor del ascensor pero no se prendío ningún número. El aparato empezó a llevarnos hacia arriba.

"¿También vas al Pent house?" le dije encontrando la excusa perfecta. "No" me dijo "voy al 4to piso" (el ascensor acababa de pasar el 5to).
"Pero entonces... ya te pasaste." le dije, como si no fuera obvio "No importa, te acompaño" me dijo. Dejé caer ambas muletas al suelo, me arrodille y le besé la mano, luego le dije mi nombre. Todo eso en Pancholandia. En el mundo real, solo le sonreí.

Pensé en qué podía hacer para que todo lo que pasaba no se volviese un recuerdo, pero mis instintos habían acabado de resucitar gracias a ese angel, así que no reaccionaron rápidamente. Habíamos llegado a mi piso. Salí del ascensor diciendo: "Gracias por la companía", pensando que nunca más volvería a verla.

Y hoy supe su nombre...

4 comentarios:

radicaLibre dijo...

¿Cuál es la siguiente etapa del plan conquista en Pancholandia?

EL MAS P. dijo...

Jaja, a esta altura es obvio: en Pancholandia no existe la conquista, se va directo al grano. Sin embargo en la vida real deberé saltarme (en sentido figurado, obvio), algunos pasos de ciertos protocolos...

-José Antónimo- dijo...

Me gustan tus historias, oye.

radicaLibre dijo...

jajaja en mal!! esa es la actitud, hay que aplicar el viejo y conocido truco del "chúmale y dale".