RANDOMIZACIÓN

-¿Por qué la mayor parte de sexólogos son viejos que parecen no haberse acostado con alguien en algunos años? ¿y cómo te haces sexólogo? quizás tienes que ser viejo y no tener sexo para dedicarte a estudiarlo...

-Me fui a Ambato como diría cualquier tío por cuestiones laborales... lo siento ambateños pero debe ser la ciudad más desesperanzadora que hallé... al salir del trabajo era como las 11 de la noche de un sábado... y no había NADA abierto. Se me quitó el hambre solo de ver la cantidad de pollo que se servía en cada esquina. El indudable ganador es el clásico pollo a la brasa, pero de ahí se sirve pollo brosterizado, frito y sánduches de pollo. En un lugar servían los tres. Nunca he sido bueno para ubicarme pero me pareció que la cantidad de redondeles innecesarios y las largas calles y avenidas que no te dejan dar vuelta en U porque no no más no ayudan al novel explorador. Aunque en una segunda revisión de la experiencia puede ser que los redondeles sirvan como referencia. Esta sería la razón de que cada uno de ellos esté adornado con terribles, pesadillescas esculturas cuya imagen jamás dejará de torturarme.

-El karma... se ha vuelto muy popular últimamente, no se desde cuando exactamente pero es triste pensar que lo que te sucede es causa de algo malo que hiciste. Retumba en mi la frase "eso se te regresa". Bajo este concepto, ¿qué hizo Stephen Hawking para quedar como esta? ¿Violó a su mamá?... ¿y qué hice yo para terminar con 8 ibras de metal atravesado en mi pierna izquierda, sufriendo dolores todos los días y con la única esperanza de caminar, pero rengueando? Se me ocurren cientos de razones que justifiquen el karmazo... todas igual de estúpidas. Nadie sabe, con certeza, ningún por qué... eso es lo único que he logrado dilucidar.

-El choque... llegando de Ambato hicimos una breve parada. La chica iba a recoger ropa de su casa para ir a dormir a la mía. Al arrancar yo pensaba en lo drogado que me ponía la hierba de lujo que logré conseguir y entonces sucedió: a decir de la conductora se cruzó un gato o algo así. Lo único que yo sentí es que mis 8 libras de metal impactaban contra la guantera del auto, provocándome un dolor que se sigue desvaneciendo hasta el día de hoy. Opté por no hablar mientras se iba el dolor y luego decidí tratar de sacudirme el mal humor que me producen las situaciones que me enfrentan a mi realidad, de la cual (creo que no es necesario decirlo), busco escapar siempre. Le dije a la chica que no se sienta mal, después de todo, me llevó a Ambato, durmió conmigo en un hotel terrible y me trajo de vuelta todo esto a pesar de estar enferma. Si eso no llega a significar nada para mi, seguro merezco una muerte terrible con alguna maldición puesta de moda por los hippies.

3 comentarios:

elWalter dijo...

Los judios decian que el karmazo viene de las huevadas que hicieron tus antepasados...
Los induistas que viene de lo malo que hiciste en vidas pasadas...
Los catolicos dicen que lo pagaras luego de esta vida...
Yo lo unico que creo es que en tantos anios nadie aun puede explicarse a ciencia cierta el por que de lo malo que a uno le pasa. Yo creo que es la estupida consecuencia de ser humano y de habitar en este subdesarrollado planeta del universo.

Chuta por que no nacimos en Ganimedes!!!

Saludos brou.

Anónimo dijo...

Pana, que te mejores en cuerpo y ánimo.

Un abrazo.

EL MAS P. dijo...

El cuerpo progresa... en lo del ánimo no prometo nada jajaj